Argentina secuestrada por la Izquierda

Argentina secuestrada por la Izquierda

La falta de acceso al mercado de divisas para financiar importaciones está paralizando la producción sobre diversos rubros en todo el país. El Gobierno prefiere profundizar la recesión en lugar de permitir una devaluación.

La firma Dass anunció la paralización total de la producción de zapatillas Nike, Umbro, Asics, Fila y otras marcas, en su planta industrial apostada en Misiones. El problema principal es ya conocido: la falta de insumos básicos importados a raíz de las extremas regulaciones establecidas desde el Banco Central y el sistema aduanero.

El propio Alberto Fernández había visitado personalmente la fábrica de la empresa en mayo del año pasado, con el motivo de la apertura de nuevas líneas de producción en el marco del rebote de la actividad económica de post-pandemia. Pero la situación macroeconómica volvió a empeorar.

Dass se vio obligada a despedir hasta 97 operarios y cerrar 2 líneas de producción hacia el mes de agosto, debido a que la falta de insumos y el retraso de las importaciones hacían imposible poder cumplir con las entregas a los clientes en tiempo y forma. Actualmente la alternativa a los despidos es la reducción de la jornada laboral y el continuo recorte a la producción.

El nuevo Sistema de Importaciones de la República Argentina (SIRA) lanzado por Sergio Massa hace tan solo un mes, recrudeció los plazos de demora para el arribo de importaciones y generalizó las partidas arancelarias sujetas a licencias no automáticas (LNA).

Asimismo, el Banco Central lleva adelante una severa política para continuar estrangulando la cantidad de operaciones que pueden realizarse a través del mercado cambiario formal. Cada vez es más difícil para los productores poder acceder al mercado de divisas a la hora de financiar importaciones.

El efecto de las medidas comerciales y cambiarias del Gobierno es abiertamente recesivo para la producción, como queda en evidencia con la paralización de las fábricas de zapatillas o el cese temporal de la producción automotriz, entre muchos otros sectores damnificados.

El Gobierno prefiere continuar con la “administración de divisas” a través de múltiples tipos de cambios preferenciales e ineficientes, y provocar efectos recesivos sobre la economía en lugar de permitir una mayor corrección sobre el tipo de cambio oficial y liberar operaciones para financiar la importación de insumos.

La represión de operaciones cambiarias y la restricción de importaciones constituyen las únicas alternativas para la acumulación de reservas, en el marco del sistema cambiario kirchnerista. El oficialismo se niega a plantear alternativas y apostará al cepo hasta las últimas consecuencias.

Publicaciones relacionadas

Argentina: Profesora fue envenenada por una alumna

Argentina: Profesora fue envenenada por una alumna

Una profesora del Colegio Secundario Antonio Biale de Colonia Liebig, en Corrientes, fue intoxicada por una de sus alumnas, quien trituró…
Preocupa lista de lesionados a selección argentina

Preocupa lista de lesionados a selección argentina

Parecía una excursión perfecta en Abu Dhabi: la goleada de la selección argentina sobre Emiratos Arabes Unidos por 5 a 0…
La paternidad de Argentina sobre México en los mundiales

La paternidad de Argentina sobre México en los mundiales

La selección mexicana aterrizó poco después de las 6:00 de la mañana del martes, tiempo del centro de México, en Barcelona,…