Financiados para atacar y traicionar

Visitas: 445

Loading

Que un periodista o empresa periodística logren convenios publicitarios con los diferentes niveles de gobierno, no es delito, como tampoco lo es tener simpatías políticas, convicciones definidas y añorar la auténtica gobernanza. El problema, para algunos, es legitimar las formas y el fondo; su falta de hombría; su ausencia de principios y valores; su gusto por la extorsión y la traición a la palabra empeñada.
No es lo mismo un acuerdo publicitario que vender el criterio propio o rentarse de guerrillero de la palabra para comprar tortillas y alcohol que mitiguen el hambre y la sed.
Basta revisar las listas de los gobiernos y las cantidades que se manejan.
Saldrán los fantasmas que cobran; los portales creados para esquilmar; las plumas que causan pena; los periodistas falsos y los que pegan para que les den.
Todo se sabe.
En este espacio, señalamos que el publicista Carlos Alazraky, un estúpido como crítico en materia política y falto de ética, pero experto en mentir, intrigar y lanzar mentadas de madre, es financiado en su programa Atypical Te Ve para atacar al presidente Andrés Manuel López Obrador y a la cuarta transformación.
Siempre lo negó, hasta ahora que es descubierto cobrando convenios, desde hace 18 años, en los gobiernos de Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, por un monto de 49 millones de pesos, vendiéndose como un experto en mercadotecnia y en fabricar campañas mentirosas.
Existen pruebas de 25 contratos que le fueron adjudicados de manera directa, sin contar los que obtuvo desde 2023 con el gobierno de Chihuahua que preside la panista Maru Campos, por más de 2 millones 300 mil pesos mensuales. Estos últimos destinados para atacar sin recato a Morena y la cuarta transformación.
Hay que sumar lo que recibió en la alcaldía Cuauhtémoc al ser fichado como asesor (aviador) de Sandra Cuevas.
Perdió estrepitosamente con el PRI, PAN y PRD.
Hoy, ataca a Xóchitl Gálvez por reconocer el triunfo de Claudia Sheinbaum, cuando primero habló maravillas de la hidalguense.
Le hacen el juego sistemáticamente Javier Lozano Alarcón y Beatriz Pagés, además de los invitados constantes como la inadaptada Laura Zapata, Roberto Madrazo, José Rubinstein, Pedro Ferriz de Con; los consultores venidos a menos, José Carlos Campos Riojas, dueño de Massive Caller y Sergio Zaragoza, propietario de México Elige, entre otros tantos.
No me equivoqué.
Como tampoco en la aseveración de que en Puebla abundan los políticos y mercenarios disfrazados de periodistas que cobraron con Eduardo Rivera Pérez y Mario Riestra durante la campaña, combatiendo con odio a Alejandro Armenta y Pepe Chedraui, teniendo la certeza de que ganaría las elecciones la coalición PAN, PRI y PRD, lo que les redituaría ganancias jugosas.
No se conformaron con la perversidad que destilaron en la interna de Morena, asegurando que sería Ignacio Mier Velazco el candidato al gobierno de Puebla.
Continúan al servicio de Nacho.

POSDATA: Desvergonzados los políticos que apostaron por todos lados pensando que no serían descubiertos. Varios tuvieron la oportunidad de enmendar el camino, porque Armenta les abrió la puerta, pero pudo más su inmoralidad. Pocos se salvan de la quema.
Se exhibieron los remedos de periodistas que iban de un lado a otro estirando la mano. Hubo los que se decían armentistas y servían al PRIAN. Aceptaron dinero y se atrevieron a pedir la jefatura de prensa de Mario Riestra a cambio de apoyarlo.
¿Qué habrá dicho Sagrario Conde que los contrató con la anuencia de su jefe?
La realidad los alcanzó.
POSDATA 2: Le harían bien unas vacaciones indefinidas a Carlos Alazraky.
Por lo menos de 2 meses al estilo de Carlos Loret de Mola y Víctor Trujillo (Brozo), las estrellas de Latinus que contrataron Roberto Madrazo y sus hijos.
POSDATA 3: Ángel Verdugo Beltrán, matemático, economista, liberal y exdirigente político en el movimiento de 1968, fue invitado por Alazraky a formar parte de su programa Atypical. No duró mucho tiempo, prefirió emprender la retirada antes que seguir aguantando al soberbio publicista.
Desde hace unos días, Verdugo se ha convertido en el verdugo de Alazraky al exhibir su pobreza humana e ignorancia supina como crítico político.

Entradas Destacadas