Jair Bolsonaro vuelve a bajar los impuestos en Brasil, beneficiando el crecimiento económico de los brasileños

Jair Bolsonaro vuelve a bajar los impuestos en Brasil, beneficiando el crecimiento económico de los brasileños

El presidente Jair Bolsonaro anunció un nuevo alivio fiscal sobre los impuestos indirectos en Brasil. La medida anticipada el pasado 21 de julio determina una reducción del 35% sobre el Impuesto a los Productos Industrializados (IPI) en todo el territorio brasileño, con la sola excepción de aquellos fabricados en la zona franca de Manaus.

Se trata de un impuesto específico sobre las ventas a nivel federal, que también grava las transferencias de productos fabricados o importados a Brasil. Supone un costo operativo sumamente nocivo y distorsivo para el crecimiento económico.

Con estas disposiciones, Bolsonaro cumple con su agenda impositiva y con sus promesas. Hacia abril de 2021 el Gobierno brasileño había dispuesto de una primera rebaja de hasta 25% sobre el IPI, comprometiéndose a impulsar una reducción adicional del 35% cuando estuvieran dadas las condiciones de responsabilidad fiscal. Bolsonaro cumplió con la rebaja prometida y en la cuantía prometida.

Las tasas del IPI son extremadamente variables según cada producto alcanzado en cuestión. Mantiene alícuotas de 0% para productos catalogados como “esenciales”, y alcanza alícuotas máximas de hasta 300% sobre bienes suntuarios o catalogados como bienes de lujo. El impuesto contiene una tabla de clasificaciones con más de 9.000 categorías para un amplio listado de productos gravados.

La reducción del 35% en el impuesto se aplicará sobre cada una de las categorías afectadas, y supondrá un amplio alivio fiscal para la producción de electrodomésticos, autos, motos, bicicletas, televisores, celulares, aires acondicionados, equipos de gimnasia, zapato y computadoras, entre muchos otros bienes.

Para el caso de los automóviles, las disposiciones de Bolsonaro determinan una rebaja adicional que aumentará del 18% al 24,75% sobre la anterior reducción. Esto se debe al enorme peso de la industria automotriz en relación a la totalidad de la actividad industrial brasileña.

“El decreto tendrá un impacto positivo en el Producto Interno Bruto (PIB), con la reducción del costo Brasil y mayor seguridad jurídica. Se espera aumentar la competitividad de la industria, con menos impuestos y mayor producción”, determinó el Ministerio de Economía de Brasil.

Publicaciones relacionadas

Corte Suprema de Brasil ordena suprimir en redes sociales la noticia de que Lula  da Silva está vinculado con el crimen organizado

Corte Suprema de Brasil ordena suprimir en redes sociales…

El juez de la Corte Suprema, Alexandre de Moraes, a cargo de la “Causa Fake News“, ordenó a la Policía Federal…
Investigador BUAP estudia patógenos en animales silvestres de Brasil que potencialicen enfermedades como la lepra

Investigador BUAP estudia patógenos en animales silvestres de Brasil…

Un trabajo que se realiza en colaboración con otras instituciones, como la UNICAMP, donde el doctor Daniel Jiménez del ICUAP realiza…