Alemania se convierte en el prostíbulo más grande de Europa durante la Eurocopa 2024

Visitas: 752

Loading

La demanda de estos servicios ha aumentado considerablemente y el prostíbulo más grande de Europa se ha convertido en el alojamiento estrella para muchos aficionados

No solo de fútbol y cerveza viven los hinchas y prueba de ello es que el negocio del sexo se ha disparado con la celebración de la competición continental. la demanda ha crecido hasta tal punto que varias ciudades alemana han comenzado a reclutar trabajadoras sexuales para poder hacer frente a la demanda de la Eurocopa 2024, según adelanta Daily Start.

Así, las autoridades de Colonia planean ir aumentado número de prostitutas a medida que lleguen cientos de miles de aficionados. Kolja-André Nolte, portavoz de la asociación profesional de servicios eróticos y sexuales, que cuenta con más 1.000 miembros, afirmó: “Nuestros miembros no tienen miedo de verse abrumados solo esperan tener algunos muchos clientes más durante el Campeonato de Europa”.

En Dortmund, donde se alojan muchos aficionados ingleses, se ha registrado una “alta tasa de ocupación en los burdeles” y lo mismo ocurre en Colonia donde el mítico Pascha -un burdel de 12 plantas y 9 000 m²- se ha convertido en un alojamiento idealpara los hinchas tras dispararse los precios de los hoteles.

Stuttgart también sugiere la necesidad de contar con un mayor número de prostitutas para adaptarse a la creciente demanda. Y es que el sexo golea de tal forma en la competición continental que el departamento de salud de Düsseldorf ha decidido ampliar su campaña para realizar pruebas de detección de infecciones de transmisión sexual (ETS) los días de partido.
Un burdel gigantesco, el alojamiento estrella

Pero estos datos no son los únicos que ponen sobre la mesa el binomio hinchas-sexo. Ya en las fechas previas a la Eurocopa los medios británicos se hacían eco de que el mayor burdel de Eurocopa se había convertido en el alojamiento favorito para los aficionados ingleses que buscaban abaratar su estancia.

El Pascha, situado en Colonia (Alemania) recibió miles de solicitudes. Con unas 120 prostitutas, más de 80 empleados de apoyo y hasta 1 000 clientes al día, está considerado como el mayor prostíbulo de Europa.

El burdel se inauguró en enero de 1972 en la Hornstraße, con el nombre de “Eros Center”. Fue el primer prostíbulo de gran altura de Europa. La ciudad de Colonia quería eliminar el barrio rojo Kleine Brinkgasse en el centro de la ciudad y concedió una licencia para construir el nuevo burdel en terrenos de propiedad municipal en las afueras de la ciudad. Las prostitutas interpusieron una demanda contra dicho cierre, que finalmente perdieron. En 1995, el propietario del Centro Eros cambió tras la ejecución hipotecaria y se introdujo el nuevo nombre de “Pascha”.​ Más tarde añadieron casas con el mismo nombre en Salzburgo, Múnich y Linz.

Ahora su nombre ha vuelto a dar la vuelta al mundo no solo por convertirse en el establecimiento de numerosos hinchas ingleses sino por la inusual advertencia que estos recibieron tras realizar su reserva.

Y es que este edificio singular esconde una curiosa historia en su interior: es un escondite de “espías chinos”. Los seguidores del equipo de Southgate, que buscaban alojamiento durante el torneo en Alemania, reservaron 120 habitaciones en el burdel pero les acaba de llegar una singular advertencia desde Alemania.

Al parecer, una mujer china es la actual propietaria del edificio en Colonia y el noveno piso está reservados para espías. Esto ha generado preocupación de que los fanáticos de la selección inglesa puedan encontrarse en situaciones comprometidas por la presencia de lo agentes secretos.

El periódico alemán Bild vio mensajes que indicaban que los abogados investigados por ayudar a clientes chinos ricos a obtener la ciudadanía estaban vinculados con el propietario de un burdel. Compró el local por más de 10 millones en 2021 tras entrar en quiebra por el coronavirus. Stefan Bizanz, un experto en seguridad alemán, revela que son conscientes de como operan en su país estos espías chinos. “Un aficionado británico tiene más probabilidades de ser una víctima que un ciudadano común y corriente que conoce la zona”, advierte.

El propio burdel reaccionó a estas informaciones ofreciendo “descuento para espías”. Un portavoz del establecimiento afirmó: “Los aficionados ingleses siempre se lo pasan bien con nosotros y nuestros camareros siempre están agradecidos. Estamos deseando que nos visiten en Colonia”.

Cabe recordar que el equipo de Gareth Southgate se enfrenta a Eslovenia en Colonia el próximo martes 25 de junio.

Entradas Destacadas